¡ Viva la Batalla del vino 2014 !

Era todavía 28 de Junio, el sol ya se ocultaba y todo presagiaba lo que iba a ocurrir. La Plaza de la Paz y La Herradura de Haro estaban totalmente abarrotadas, era complicado andar entre sus calles y un reto mucho más difícil conseguir acceder a la barra de algún bar para pedir una consumición.

Pero es la noche de San Pedro, multitud de gente comenzando una fiesta que acabará al día siguiente con la Batalla del Vino.

 A partir de ahí hubo cenas, vinos, copas, risas, bailes verbenas, charangas y sobre todo diversión; hasta que empieza a amanecer, comienzan los nervios y la gente se organiza en diversos puntos de encuentro para montarse en los vehículos para subir a San Felices.

 Todas las personas de distintas nacionalidades que llenaron las calles durante toda la noche, se unían a los que habían decidido dormir para descansar antes de la Batalla.

 Los romeros comenzaron a subir sobre las 7:00 de la mañana, ya nerviosos y contentos de observar que después de una fría noche el día amanecía despejado y soleado, algo nada esperado después de días y días hablando del tiempo que se avecinaba.

 Una vez arriba, para llegar a los Riscos de San Felices, todos los participantes estábamos “obligados” a caminar por una pequeña cuesta flanqueada por guerreros que al grito de: “Estas muy blanco” bautizaban a toda gente que subía a la Batalla.

 Desde ahí vas pasando por zona de cubos, peñas, … hasta llegar a la campa donde se encuentran las charangas donde lo ideal era bailar, divertirse y dejarse llevar por la multitud tratando no resbalarse con el barrizal de vino y tierra que se había creado.

 Las cifras oficiales rondan los 10.000 participantes y más de 130.000 litros de vino, y las personas que allí estuvieron, lo corroboran; no cabía ni una alfiler en los Riscos, que se convirtieron durante unas horas en cataratas de vino tinto.

 Cualquier arma fue buena: botas, sulfatadoras, fregonas, cubos, pistolas, … Incluso algún que otro artilugio inventado para manchar de vino al enemigo, o incluso al amigo.

 Este año, entre las filas de los guerreros, contamos con la presencia de Pepe Viyuela, actor Riojano que se encontraba grabando un reportaje sobre las fiestas de San Juan, San Felices y San Pedro para el programa de RTVE: “España, a ras de suelo” que pronto podréis ver.

 Agotado el vino, los romeros se distribuyeron por las distintas campas para comenzar el almuerzo, con la suerte de que el sol ya calentaba y secaba las ropas mientras se asaban chuletillas, morcilla, chorizo, otros degustaban sus bocadillos y los más tradicionales comían caracoles con tomate.

 Una vez finalizado el almuerzo, la gente comenzó el descenso hacia Haro, donde a partir de las 12:00h y después del cohete anunciador, comenzaron las tradicionales vueltas por el pueblo camino de la plaza de toros de Haro, donde se soltaron vaquillas para la diversión de la multitud.

 Por la tarde después de descansar, ya enterramos la cuba para dar por finalizadas las fiestas, con la esperanza de que el año pase rápido y vuelvan a llegar pronto.

 ¡¡¡VIVA LA BATALLA DEL VINO!!!

Leave a Reply